Dic 18, 2017 / by Jesus Perez / No hay comentarios

La dieta Dukan es una de las más famosas hoy en día, pero también una de las más agresivas. Su creador, un médico francés llamado Pierre Dukan, estuvo durante muchos años estudiando el comportamiento del cuerpo humano frente a la alimentación para que esta dieta tuviese los resultados esperados. Y, aunque es cierto que suscita mucha controversia, lo cierto es que ha conseguido mucha popularidad.

¿Qué es y en qué consiste la dieta Dukan?

Se trata de una dieta que combinan hasta cien alimento con bajo contenido en grasas y azúcares y que se basa en el seguimiento de cuatro fases.

Los alimentos permitidos se distribuyen en dos grupos. El primer grupo es el de proteínas puras, compuesto por carnes magras, pescado, aves de corral etc. El segundo grupo está formado por productos ricos en proteínas también, pero en este caso, vegetales. Estos alimentos se utilizan como transición de la dieta basada en proteínas puras a la dieta estable del día a día para que el cambio no suponga un cambio drástico que pueda favorecer la reaparición del sobrepeso. Por último, la dieta Dukan también incorpora la avena como alimento de valor nutritivo que favorece a la flora intestinal.

Ahora, ¿cuáles son las cuatro fases de esta dieta?

La primera fase es la Fase de Ataque. Es aquella en la que, como en toda dieta, cambiamos nuestros hábitos alimenticios. El objetivo de esta fase es la de perder grasa de una manera rápida.

La segunda fase se llama Fase Crucero. En esta fase se introducen nuevos alimentos, y su objetivo es que nuestro cuerpo queme calorías de forma sana para conseguir acercarnos a nuestro peso ideal.

La tercera fase es la Fase de Consolidación, en la que el objetivo principal es no volver a ganar esos kilos que hemos perdido, mediante el paso a una dieta equilibrada y normal.

El problema de esta fase es que si no tenemos cuidado, el organismo puede devolvernos de golpe todos esos kilos que con tanto esfuerzo hemos eliminado.

Y para termina, la cuarta fase: la Fase de Estabilización. Esta es la fase definitiva y crucial que determinará el éxito o fracaso de la dieta. El objetivo es mantenerse en un peso ideal con una alimentación completa, sin alimentos prohibidos. Aunque es importante seguir tomando solo proteínas durante un día a la semana y andar al menos veinte minutos al día. Estas condiciones son importantes y no negociables para asegurar un mantenimiento de nuestro peso.

La razón de tanta controversia es porque ha habido casos de personas que han tenido problemas con ella, tanto por haberla aplicado incorrectamente como por haberlo hecho bien y no haber obtenido los resultados esperados.

Por ello, como siempre recomendamos, cuando se sigue una dieta es importante hacerlo con el asesoramiento de un profesional.

Etiquetas: , , , , , , , , , ,